La Ciudad de Buenos Aires a fines del siglo XIX

El plano de 1892 ilustra  lo que era la Ciudad de Buenos Aires 12 años después de la Federalización de Buenos Aires y de la asunción de Julio Roca a la presidencia.

En 1880 meses antes de asumir Roca la presidencia (léase Analogías de la Historia)  se produjo la batalla del hoy Puente Alsina sobre el Riachuelo donde el Ejército “nacional” ya hegemonizado por Roca, derrotara al gobernador de la Provincia de Buenos Aires Carlos Tejedor, aliado a las fuerzas de Mitre,  que gobernaba el mismo territorio.

En la Ciudad de Buenos Aires, -en realidad aún era Provincia de Buenos Aires, en 1855  se registraron  92.709 habitantes. En 1869 se elevaba a 177.787 y en 1887  404.173.

En 1890 se censaron en todo el país 4 millones de personas, 30.000 indios, más 60.000 “estimados” y 50.000 argentinos residentes en el exterior. En ese territorio la sociedad Rosas-Terrero era el grupo económico ganadero y terrateniente más grande, con varios Saladeros; otro grupo estaba presidido por Braulio Costa gran terrateniente y comerciante con Gran Bretaña.

Desde luego que en esos años los límites al oeste no era el Riachuelo ni la Avenida General Paz que  se trazó  mucho mas tarde, en el siglo XX. De manera que la población de la Provincia de Buenos Aires se refería a lo que hoy configura al Gran Buenos Aires; donde se radicaban los Saladeros y reinaba la ganadería vacuna y caballar. El Buenos Aires Rural.

Comenzaba entonces el gran proceso de la inmigración …..

En nuestro libro “La Rioja, Economía y Sociedad” resumimos el proceso acelerado de Buenos Aires, a partir de la consolidación del Mitrismo primero y Roca, su continuador.

La exportación de tasajo y cueros primero y de carnes después a fines del siglo XIX con el control absoluto de la renta del Puerto y el comercio británico, y sobre todo la llegada de los inmigrantes, aceleraron el crecimiento y el poder de Buenos Aires.

La especulación con la tierra, (véase el vacío de territorial en el plano), extendió la Ciudad hacia toda la superficie. Más tarde, la migración interna por el desarrollo industrial de los años 1939/1950 fue creando los Partidos del Gran Buenos Aires.

 

Juntos, constituyen hoy la METROPOLIS BUENOS AIRES. 

 

BUENOS AIRES, la “Reina del Plata”

y el Paseo del Bajo

 

Encabezamos esta nota con una frase famosa del procesado  ex Intendente de la Ciudad de Buenos Aires, Carlos Grosso, quien definió así a Buenos Aires por las obras que se realizaban en el Puerto privatizado en los ’90, cuando comenzó un proceso de construcción con la creación de la Corporación de  Puerto Madero.

Los diarios del 24 de Mayo informaban de la inauguración del Camino del Bajo  que corre en trinchera por todo el largo de Puerto Madero conectando la Dársena Norte del Puerto Buenosyres con la autopista 25 de Mayo, cuyo fin es bajar de 40 minutos a 15 lo que tardan los camiones en correr desde el Puerto a las autopistas 25 de Mayo y La Plata;  hacia el “Gran Buenos Aires” y a todo el país.

La obra costó “apenas” 700 millones de dólares (al menos es la información oficial) con fondos de la Nación y empréstito de la Corporción del Pacífico. Que dicho sea de paso, pagará toda la Nación con un mínimo aporte de la CABA.  (Ver nota los Gastos de buenos Aires)

Lo único que faltó es catalogar a esta obre como “Federal”. Claro, si la Dársena Norte de Puerto Nuevo es la principal superficie importadora del Puerto de Buenos Aires.

El camino del Bajo cruza por debajo del área contigua a la Terminal de Retiro, otra obra “Federal” construída al lado del Puerto y de la progresista Villa 31 que todo pasajero que llega a Retiro puede disfrutar de su progreso; ya hay algunas “viviendas” (monoambientes)  de hasta 5 pisos que se alquilan a un moderado precio de 5/6 mil pesos, sin baño. Es un territorio de 45.000 habitantes que los turistas extranjeros van a fotografiar interesados en llevar recuerdos de esta parte de la Reina del Plata. Ya está en los “recorridos” de las agencias de turismo que pasean a los turistas extranjeros que observan estos íconos de América del Sur. Algo similar a las famosas favelas de río de Janeiro.

Seguramente que todos los que vienen a Buenos Aires desde las provincias, pasean por buenos aires y en su mayoría ya sea por razones diversas, recorren el “Centro” artístico, cultural, los shopins, etcétera, en un área que se extiende desde Plaza de Mayo, la avenida Rivadavia, Plaza “11”, Avenida Pueyrredón hasta la Recoleta al  Norte y de ahí todo el bajo hasta Puerto Madero.

Este es el Buenos Aires que ha progresado rápidamente desde los ’90. Junto a las Villas.

Desde .historiadelarioja.com.ar  les aconsejaríamos a todos los visitantes que no tomaran ninguna línea de subterráneos entre las 7-11 de la mañana y entre las 5 y 8 de la tarde. Ya son 2.500.000 personas que utilizan el subte en forma de embudo que tiene el trazado desde que comenzó a construirse hace 106 años con la línea A.

La concentración demográfica de la Metrópolis ha multiplicado las dificultades  de tránsito y encarecido todo el comercio y el consumo en la “City”  a precios similares a valores en Euros o dólares. 

 

Léase en las notas sobre la METROPOLIS BUENOS AIRES de  historiadelarioja las causas que han llevado a concentrar Buenos Aires en un minúsculo vértice de la geografía.-

 

LOS GASTOS DE LA CABA (II)

El 7 de mayo pasado se informa que el gobierno nacional aprobó el pliego de licitación para “modernizar el Puerto de Buenos Aires” Como se sabe es el principal puerto importador de la Argentina ya que los exportadores principales son los del Paraná, desde San Lorenzo hasta el sur de Rosario, además de Bahía Blanca, Mar del Plata y otros menores.

Se trata de un monto de U$S 1.370 millones. De los cuales el gobierno aportaría 540 millones.

Se informa que en mayo del año 2020 vencen las concesiones de los tres operadores actuales pero que –se informa en la licitación se otorgará a  un solo prestador de servicios portuarios por un plazo de 50 años con una zona única de verificación aduanera y un único acceso al puerto.

El Poder Ejecutivo, por el poder constitucional,  decide una concesión por 50 años creándose un problema potencial por el alto grado de endeudamiento que padece el país.

Se dice que van a posibilitar la entrada de buques más grandes, que revela una concepción importadora creciente. También podrá tener un espigón exclusivo para grandes cruceros.

Así es Argentina: un Presidente, cualquiera, puede  comprometer a la Nación en  el icónico Puerto de Buenos Aires que gasta millones anuales en mantener la profundidad  del canal de acceso.

Muy lejos quedó el viejo proyecto de un puerto en aguas profundas de la Bahía de Samborombón; que desconcentraría el flujo que ahoga el microcentro de Buenos Aires.

¿Acaso se planificó con los gobiernos provinciales las obras públicas que más requiere hoy Argentina?

¿Acaso no es prioritaria la reconstrucción de la red ferroviaria de interconexión del territorio nacional?
¿Acaso La Rioja trabaja por la reconstrucción de un ferrocarril que tendría que ser de trocha ancha?  O una ruta comercial a Chile para sacar la producción al Pacífico?

Es el centralismo que la Constitución nacional permite a los Presidentes y su ministro de Obras Públicas decidir sin consultar a las provincias.

En  nuestro proyecto de Manifiesto Federal, planteamos la necesidad de modificar la Constitución Nacional para eliminar los poderes hiperpresidencialstas que se le otorgan a un presidente y darle un contenido Federal, derivando más poderes al Congreso Nacional.

La experiencia histórica institucional demuestra que el Senado Nacional no es la garantía del Federalismo. Tarde o temprano habrá que realizar dichos cambios.

Si hay algo que demuestra esa necesidad, es el espectáculo decadente que ofrece la lucha electoral para elegir un Presidente por poderes discrecionales que dispone el Poder Ejecutivo

 

El área de mayor concentración de asentamientos

 

La mayoría se encuentra en el conurbano bonaerense

 

Las “manchas” de este plano significan “sentamientos”, Villas, viviendas

Precarias, pueblos y ciudades donde habitan alrededor de 15 millones de personas

Que si le agregamos las 3 millones de la Ciudad de Buenos Aires, nos acercamos a

casi la mitad de la población de Argentina. Se trata de una superficie aproximada

de unos 2.500 kilómetros cuadrados habitados; en unos 5.000 kilómetros cuadrados.

Aquí radica el mayor poder económico, industrial, político, electoral, la mayor

riqueza también de las clases altas y las clases medias urbanas de buena situación

socio económica. Y es la región donde se decide todo: el poder hiperpresidencialista

y donde se deciden las elecciones nacionales y se generan los mayores  problemas

económicos  y sociales de nuestro país: pobreza, corrupción, narcotráfico, inseguridad

a pesar de la existencia de 120.000 policías de la provincia, más la Policía Federal, la

Gendarmería y Prefectura.

Esto es la consecuencia de la formación económica y político social que se desarrolló

a partir el triunfo en Pavón  del país centralista, unitario y portuario como lo

desarrollamos en Historia de La Rioja.