La Metropolis Buenos Aires

EL FEDERALISMO Y

LAS ELECCIONES NACIONALES

En el proceso de la elección presidencial y renovación parcial de diputados, senadores y gobernadores, el tema del Federalismo estuvo ausente. Tampoco hubo propuestas acerca de cómo saldrá el país de su crisis estructural y su endeudamiento.

Argentina está en recesión económica y hay que señalar que hubo 15 recesiones en los últimos  50 años. El PBI subía al impulso de los altos precios internacionales de nuestras materias primas, así como caía al caer los precios de lo que exportamos.

Fueron aumentando las importaciones industriales y crecía el déficit comercial externo. Porque desde los años ’60 Argentina perdió el impulso industrial que se generó en los años pre y postguerra mundial.

La pérdida del autoabastecimiento de petróleo y gas en los últimos  diez años, fue agudizando la crisis.

Consideramos que el pueblo argentino necesita conocer cuáles son las políticas que se instrumentarán para dejar atrás la recesión y cómo se pagará la enorme deuda con el FMI.

Nosotros hemos planteado  en el marco de esta situación, cuál es la relación entre la crisis estructural  con el FEDERALISMO y la METROPOLIS BUENOS AIRES.

Aquí nadie habla del Federalismo porque estamos inmersos en la Metrópolis donde se agudizan los problemas que se pueden ver en todo el país a través de la televisión: pobreza,  homicidios, femicidios, robos, la miseria en  Partidos del Gran Buenos Aires, el caos vehicular, la enorme concentración demográfica. Y el alto costo de la vida en una ciudad congestionada al nivel de ciudades europeas desarrolladas.

Y también puede observarse la riqueza creciente y el alto consumo de una numerosa clase media alta y los íconos de esas riquezas: Puerto Madero, Nodelta, barrios cerrados, la descarga de 4 millones de turistas extranjeros y la salida de 5 millones de personas en el año en viajes al exterior.

Una Metrópolis cara, que requiere enormes recursos en infraestructura y que concentra la energía creada a miles de kilómetros y recibe los alimentos desde cientos y miles de kilómetros.

Una Metrópolis donde se reside todo el poder económico y político donde se deciden los negocios y se vuelcan los recursos de toda la Nación.

Acaba de informarse (6/9/) de un crédito del Eximbank para hacer un camino paralelo al Riachuelo por 395 millones de dólares, que pagará toda la Nación. Miletras el Riachuelo que en los ’90 se dijo que en mil días podrá beber de sus aguas, sigue demandando enormes gastos para limpiarlo, que paga toda la Nación, porque lo decide un presidente.

Y una Metrópolis donde reside y  hace estragos el narcotráfico mayorista y minorista.

El gobierno de la Ciudad (como analizamos en la nota sobre la obra del Camino del Bajo) descarga fondos de la Nación en obras que deberían financiar con el presupuesto de la Ciudad. Mientras las Villas siguen creciendo. La Villa 31 que se muestra al frente de la Terminal de Retiro, tiene 47.000 habitantes; la Villa 20 tiene 27.000, Las Villas de San Lorenzo, Soldati, Riachuelo, todas en la CABA han continuado creciendo desde hace 30 años.

Aumentan los recolectores de basura de los contenedores y hasta han formado un Sindicato y muestran día y noche la vergüenza de la pobreza y la marginalidad.

Las calles de la ciudad enorme, se llena por las tardes y la noches de ciclistas con su mochila llevando los pedidos de comida y otros envíos (algunos paquetes cerrados) de cada vez más proveedores; en general son jóvenes venezolanos que trabajan a destajo sin coberturas laborales.

Y todo esto se repite en los Partidos del Gran Buenos Aires que en total superan ya los 12 millones de habitantes.

En anteriores documentos que escribimos desarrollamos las causas estructurales que caracterizan la gran deformación económica y demográfica que aumenta año a año recibiendo los migrantes de las provincias en ese conglomerado de “asentamientos” que se han instalado en “viviendas” precarias sin aguas corrientes. (ver nota respectiva)

Se dirá, ¿qué tiene que ver esto con el Federalismo?

Muy simple: se debe a la ausencia de un Federalismo económico.

Se debe a la estructura hiperpresidencialista que tiene nuestra Constitución. Que es el resultado de la derrota de la Confederación Argentina y el triunfo del Centralismo unitario y portuario de Buenos Aires, hace un siglo medio.

Porque el Presidente tiene el poder de decretar un DNU mientras el Congreso solo se ha reunido dos veces en lo que va del año.

Porque el presidente tiene el poder de amnistiar.

Porque la Corte Suprema puede sentarse en causas durante años sin definirse, como es el caso del tráfico de armas a Ecuador y Croacia y la explosión de Río Tercero.

Porque un Presidente puede endeudar al país ante el FMI sin pasar por el Congreso. Cualquiera sea la posición política de un presidente.

Porque tiene el poder de firmar contratos como los de la explotación petrolera en Vaca Muerta sin pasar por el Congreso.

¿Qué clase de Federalismo es el actual que los gobernadores desde 1862 tienen que venir a Buenos Aires a pedir fondos o refuerzos, al margen de la Coparticipación “Federal” que decide un presidente y negocia un jefe de Gabinete.

¿Que clase de Federalismo implica la existencia del Senado donde los senadores son del mismo color que los diputados de sus partidos?

¿Quién ha planificado las obras públicas de gran envergadura en las provincias que sean transformadoras  de las economías regionales? Un presidente y su ministro de Obras Públicas o Planificación como se la denomina.
¿Qué  senadores han planteado la reconstrucción de la red ferroviaria nacional abandonada en los años `90?

¿Por qué La Rioja ni Catamarca tienen un tren que debería ser de trocha ancha? Algún gobernador o senador “federal” lo ha planteado?

Sería bueno que los candidatos presidenciales aborden el tema del Federalismo y de la reforma necesaria de la Constitución para garantizarla.

La formación  de un país Federal, que plantearon las provincias que declararon la Independencia en Tucumán y la negativa porteña desencadenó en 1820 el trágico período de la guerra civil  que dividió el país,  dejó en la pobreza y el atraso a las provincias que más lucharon por el Federalismo.

Continuará en próxima nota